Estados Unidos aplica sanciones contra seis cabecillas de la Mara Salvatrucha

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció hoy sanciones económicas contra seis cabecillas de la Mara Salvatrucha (MS-13), entre ellos su supuesto líder centroamericano, Borromeo Enrique Henríquez Solorzano, alias "el Diablo", como parte de su lucha contra las organizaciones criminales trasnacionales.
05 de junio de 2013, 2:06  /  WEB REPORT ESTADOS UNIDOS
Zoom
El salvadoreño Saúl Turcios Ángel, uno de los líderes de la pandilla Mara Salvatrucha.
M S-13 es una banda extremadamente violenta y peligrosa responsable de una multitud de crímenes de que directamente amenazan el bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses, así como a los de Centroamérica", afirmó Adam Szubin, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, en conferencia telefónica.

Szubin agregó que "continuarán atacando las redes financieras y de liderazgo que apoyan a la MS-13, y colaborando con otras agencias de seguridad de Estados Unidos y todo el mundo para detener sus actividades criminales".

El Tesoro acusa a estos seis miembros de estar involucrados en actividades ilegales como narcotráfico, lavado de dinero, extorsión y homicidios.

Tres de los sancionados, Marvin Geovanny Monterrosa Larios, Moisés Humberto Rivera Luna, y Saúl Antonio Turcios Ángel, han sido condenados por crímenes violentos en Estados Unidos.

Por su parte, alias el "Diablo" está encarcelado en El Salvador, y es considerado el líder centroamericano del grupo ya que habitualmente actúa como portavoz de MS-13.

Los dos restantes miembros de la banda sancionados son Moris Alexander Bercián Manchón y José Misael Cisneros Rodríguez.

Según datos de las agencias federales estadounidenses, la MS-13 cuenta con más de 30,000 miembros, cerca de 8,000 de ellos en Estados Unidos, y opera en también en El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

Aunque surgida en la década de 1980 en Los Ángeles, la MS-13 se ha extendido y las fuerzas de seguridad de Estados Unidos afirman que opera actualmente en más de 40 estados de todo el país.

El Departamento del Tesoro la había incluido en octubre de 2011 como organización criminal internacional, la primera banda callejera en ser parte de esta lista negra.

Con esta sanciones, las empresas y ciudadanos estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones económicas con estas personas y los activos que puedan tener en Estados Unidos quedan congelados.

En marzo del año pasado, la Mara Salvatrucha y la Mara 18 de El Salvador firmaron una tregua, que ha permitido reducir casi en 3,000 los homicidios en el último año, según las autoridades de ese país.

Además, las mismas pandillas prometieron hace dos semanas en Honduras reducir la violencia.

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios

Publicar comentario

Es necesario registrarse para publicar comentarios

Si ya tiene una cuenta, ingrese su usuario y password:

Usuario:
Password: