Mexicanos se acercan al sueño de abrir al público tumba egipcia

A diez años del inicio de los trabajos de restauración de la Tumba Tebana 39 del sacerdote egipcio Puimra, por parte de un equipo multidisciplinario de especialistas mexicanos, el sueño de abrirla al público en general está cada vez más cerca.

Etiquetas: 

“Hace dos años creíamos que estábamos más o menos a un 60 por ciento de avance y que en cuatro años podíamos ya abrir al público este lugar con más de tres mil 500 años de antigüedad, pero la tumba nos ha dado sorpresas”, señaló la presidenta de la Sociedad Mexicana de Egiptología, Gabriela Arrache.

La líder del proyecto que inició en 2005 dijo a Notimex que el equipo conformado por arqueólogos, restauradores y arquitectos se ha encontrado con sorpresas que si bien, tienen un alto valor histórico, impiden culminar los trabajos en los tiempos estimados.

“Nos encontramos con que hay una pared en el fondo que se tendrá que desarmar para ver qué tan consolidado está el santuario, esperamos que en cuatro años se pueda abrir al público y será la primera vez que un monumento funerario esté abierto y trabajado exclusivamente por mexicanos”, resaltó.

Arrache refirió que el monumento funerario, ubicado en el Valle de los Nobles, al oeste de Luxor, Egipto, tiene 17 metros de frente y 30 de fondo, un pasillo, tres cámaras, un santuario y un nicho.

“Puimra fue un personaje que tenía 16 títulos de nobleza, un hombre muy importante que trabajó para la reina Hatshepsut, sobre quien hay muchas interrogantes, quizá nosotros tenemos la oportunidad de resolver algún misterio histórico”.

La especialista dijo que uno de los grandes retos que durante una década ha enfrentado la misión mexicana es el del financiamiento; sin embargo, con el apoyo de instituciones como la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, y la Universidad del Valle de México, se ha logrado avanzar.

La importancia, enfatizó, de que este monumento funerario haya sido concedido para trabajos de restauración a un grupo de mexicanos, le ha dado al país el reconocimiento de la comunidad internacional de expertos en egiptología.

“En México es muy difícil conseguir financiamiento para proyectos fuera del país, esto es un error pues si se descubre un sarcófago en Egipto es noticia mundial, el que México ya esté teniendo un lugar a nivel internacional en la materia hace que cualquier inversión valga la pena”, expresó.

Y es que, dijo, si bien el financiamiento necesario para realizar las etapas de trabajos de restauración depende de diversas variables como las condiciones del lugar y hallazgos, cada una puede llegar a costar entre 40 y 60 mil dólares.

“Durante este tiempo hemos tenido resultados importantes como el hallazgo de una estela de la dinastía 13, sobre la cual se tiene poca información, y varios Ushabits que son figuras de madera con forma humana que se colocaban para que trabajaran para el dueño en el más allá”.

Estos y otros objetos encontrados por el grupo de 12 expertos mexicanos que conforman la misión, refirió, se encuentran registrados en el libro de hallazgos mexicanos, creado por el Consejo de Antigüedades de Egipto.

“Una vez que abramos esta tumba al público, será una de las más bellas y visitadas de Egipto porque está llena color, de jeroglíficos, de historia de la vida cotidiana porque habla por sí misma, no da lugar a la interpretación", enfatizó Arrache. (Notimex)