Necesario, vínculo ciencia-empresas para alcanzar metas alimentarias Conacyt

El incremento en las necesidades alimentarias de México y el mundo es significativo, y se sabe que con los niveles actuales de producción no será posible alcanzar las metas futuras, refirió el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero.

maxresdefault_12.jpg

El titular de Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza.

En el marco del "Foro de Inversión en Tecnología para el sector agroalimentario, la ciencia y la innovación tecnológica impulsando al sector productivo nacional", detalló que de acuerdo con la una publicación de Science, para 2050 el mundo requerirá 100 por ciento más proteínas para alimentar a la población.

Además, para ese mismo periodo de tiempo, de acuerdo con proyecciones de especialistas, será necesario aumentar la producción de alimentos en un 70 por ciento para atender la demanda, lo cual, será "un reto mundial muy importante, nos enfrentamos al diseño de mantener la seguridad alimentaria”.

En ese sentido, explicó que la Cumbre Mundial de Alimentos define la seguridad alimentaria que significa tener acceso físico y económico a alimentos inocuos y nutritivos para las personas.

En la actualidad, se deben redoblar esfuerzos para el desarrollo del conocimiento y tecnología que incrementen los niveles de producción, dijo, al refirir que entre 2012 y 2016, el sector agropecuario mexicano creció 25 por ciento, en tanto que las exportaciones del sector han aumentado 34 por ciento en los últimos cuatro años.

En particular, detalló, en productos como aguacate, frutas, legumbres y hortalizas, sin embargo, la inversión en desarrollo tecnológico para el sector es aún insuficiente, porque “lamentablemente ha disminuido un poco en la última década”.

Por ello, la innovación requiere del trabajo conjunto de la academia, empresas y sociedad para el desarrollo de herramientas, a fin de generar los avances tecnológicos necesarios que mejoren la competitividad del sector.

En la actualidad, el Conacyt cuenta con más de 10 mil becarios dedicados a tema de biotecnología agroalimentaria; además 115 de sus catedráticos están concentrados en este sector y poco más de 11 por ciento del total de los miembros del Sistema Nacional de Investigadores estudian temas afines al sector.

Así, refirió que en México existen avances importantes en este sentido, aunado a que el foro, que inició hoy y concluye este miércoles 29 de noviembre en la Ciudad de México, destaca el papel que desempeñan los 27 centros públicos del Conacyt, de los cuales ocho trabajan en temas de salud y medio ambiente, además participan en este encuentro.

En entrevista con Notimex, el coordinador de la oficina de transferencia de tecnología y patentamiento del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, Jesús de la Peña, explicó que este foro busca enriquecer los temas de innovación en el sector agroalimentario.

Explicó que se trata de establecer vínculos entre investigadores e industria, porque “las empresas requieren soluciones para ayer y la academia las genera para dentro de 10 años”, y es necesario empatar las necesidades reales de las empresas con los investigadores.

Abundó que también es necesaria la inversión en proyectos de biotecnología, “sobre todo, asociar la investigación a lo que necesita allá afuera, la manera en la que se pueda impactar con el desarrollo de investigación que cubra esas necesidades reales”.

Destacó la necesidad de priorizar las investigaciones que tengan un impacto real en la industria y explicó que entre algunas de las barreras que limitan la participación de las empresas en la investigación es el desconocimiento y el trabajo cotidiano, en donde se prefieren inversiones en plantas y procesos productivos pero olvidan la innovación.

Por ello, dijo, es necesario redireccionar investigaciones y retroalimentar y fortalecer proyectos de investigación y desarrollo para generar un impacto, por lo que este encuentro busca fortalecer los vínculos entre la academia y los sectores productivos, así como el enriquecimiento de ideas colaborativas.

Fuente: Notimex