Stosur y Zhang, campeonas de dobles femenino al vencer a Gauff-McNally

La australiana Samantha Stosur y la china Zhang Shuai ganaron su undécimo partido consecutivo y se proclamaron este domingo nuevas campeonas de dobles femenino en el Abierto de Estados Unidos al vencer por 6-3, 3-6 y 6-3 a la pareja formada por las locales Coco Gauff y Caty McNally.

d270195774fe18dbe99f3a493394cc1de34e4bfbminiw.jpg

Samantha Stosur de Australia (d) y Shuai Zhang de China (i) celebran con el trofeo de dobles femenino en el Abierto de Estados Unidos.

La victoria permitió a Stosur y Zhang, decimocuartas cabezas de serie, conseguir su segundo título de Grand Slam como pareja después que en 2019 ganaron el Abierto de Australia.

Stosur y Zhang han ganado sus últimos 11 partidos y se establecen como la pareja más popular de la gira en este momento después que llegaron al Abierto tras ganar el título de Cincinnati, el pasado mes, previo al último torneo de Grand Slam de la temporada.

Stosur ahora ha ganado cuatro títulos de dobles femeninos de Grand Slam, dos de los cuales han llegado en Nueva York. También ganó el Abierto de Estados Unidos en 2005 junto a la estadounidense Lisa Raymond, así como Roland Garros 2006 con la misma compañera.

La veterana tenista australiana de 37 años también tiene en su poder otros tres títulos de Grand Slam en la categoría de dobles mixtos.

El triunfo de Stosur en dobles esta temporada se produce 10 años después de que ganó su único título major en individuales en el Abierto, cuando superó a Serena Williams en la final de 2011.

Mientras tanto, Zhang tiene ahora un 2-0 invicto en finales de dobles mayores, con sus dos trofeos de Grand Slam junto a su amiga de mucho tiempo Stosur.

Ninguno de los equipos había perdido un set antes de la final, y esa estadística quedó rota en el partido por el título después de intercambiar los dos primeros y decidir en el tercero tras casi dos horas de duración del partido.

Ambas parejas mantuvieron sus servicios de manera brillante, y la victoria se redujo a un quiebre adicional que la pareja australiana-china obtuvo en el set final.

Stosur y Zhang nunca enfrentaron un punto de quiebre en el marco de apertura, y lograron la ventaja en ese set al romper por 5-3 después de que una volea ganadora de Stosur aterrizara en la línea lateral.

La veterana australiana, exnúmero uno del mundo de dobles de la WTA, siguió con una pelota elevada que aseguró la manga y ponerse con ventaja.

Pero las estadounidenses colocaron mejores golpes con el resto en el segundo set, y fueron recompensados para el parcial de 4-3, cuando un puñado de errores de volea de Stosur llevaron a tres puntos de quiebre en el octavo juego.

Una sorprendente devolución de Gauff forzó un error de Zhang en la tercera de esas oportunidades, y los adolescentes tomaron una ventaja de 5-3. Un golpe ganador de volea de McNally cerró el siguiente juego, y el partido quedó empatado.

Ambos equipos salvaron puntos de quiebre temprano en el decisivo set, pero Stosur y Zhang se adelantaron definitivamente después, una vez más, de un quiebre de servicio en el octavo juego. Allí, un tremendo golpe de revés cruzado por Zhang estableció un punto de quiebre, y Stosur convirtió esa oportunidad con un sorprendente retorno ganador al servicio de McNally.

Con Stosur sirviendo por el título en 5-3, su equipo vio un punto de campeonato rechazado por un globo ganador de la raqueta de Gauff. Pero dos devoluciones fallidas de las estadounidenses en los dos últimos puntos dieron un segundo título de Grand Slam a los extasiadas veteranas.

Las ganadoras se llevaron un premio en metálico de 660,000 dólares a repartirse entre ambas, mientras que la joven pareja estadounidense recibió otro de 330,000 dólares.