La bolsa de Tokio cae el 2.53 % por la nueva variante del virus y un yen fuerte

La bolsa de Tokio cerró hoy con una caída del 2.53 % de su principal indicador, el Nikkei, debido a los temores por la nueva variante de la COVID-19 detectada en Sudáfrica y el ritmo global de contagios, junto a un fortalecimiento del yen.

El Nikkei, que engloba a las 225 empresas más representativas, descendió 747.66 puntos, hasta los 28,751.62 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó un 2.01 % o 40.71 puntos, y se situó en 1,984.98 unidades.

Tokio abrió a la baja y perdió más de 800 puntos tras la media sesión, llegando a desplomarse por encima del 3 %, para finalmente cerrar en su nivel más bajo en un mes.

El parqué tokiota respondió temeroso a la situación global de la pandemia y al anuncio de una nueva variante del virus detectada en Sudáfrica, lo que podría complicar la recuperación económica y llevó a su vez a una apreciación del yen que perjudica a los grandes exportadores nipona.

Todas los sectores acuciaron pérdidas, principalmente el transporte aéreo y el terrestre.

Entre los valores con mayor capitalización, el fabricante de semiconductores Lasertec aglutinó el mayor volumen de operaciones de la jornada y cayó un 4.44 %.

Le siguieron en número de transacciones el gigante tecnológico Softbank, con una bajada del 5.19 %, mientras que otro fabricante de componentes para semiconductores, Tokyo Electron, retrocedió un 2.31 %.

La multinacional de la electrónica Sony, perdió un 1.92 %, y la aerolínea nipona Ana Holdings cayó un 4.50 %.

Destacan también las pérdidas del líder nipón del automóvil, Toyota Motor (1.77 %) y de Fast Retailing, matriz de la cadena de ropa Uniqlo (3.29 %).

En la primera sección, 161 valores avanzaron frente a los 1,976 que retrocedieron y a los 43 que terminaron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2.99 billones de yenes (23,325 millones de euros).