Las ventas de automóviles caen en Brasil por escasez en las concesionarias

Las ventas de automóviles en Brasil cayeron a 123,579 unidades en julio, con una reducción del 8.41 % en comparación con el mismo mes de 2020 (134,927), debido a que los productos escasean en las concesionarias por la paralización de varias fábricas afectadas por la falta mundial de semiconductores.

De acuerdo con los datos divulgados este martes por la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave), las ventas de automóviles en julio, las mas bajas para el mes desde 2005, también cayeron en la comparación con las de junio un 7.30 % frente a las 133,306 unidades comercializadas el mes anterior.

El resultado de julio puso fin a la recuperación que venían experimentando las ventas este año, en comparación con 2020, cuando sufrieron una fuerte caída como consecuencia de la crisis económica generada por la pandemia de la covid-19.

Pese a la fuerte caída en julio, las ventas de automóviles acumuladas en los 7 primeros meses del año en Brasil se ubicaron en 927,735 unidades, lo que equivale a una subida del 20.2 % si se compara con el mismo periodo de 2020 (771,821).

La Fenabrave atribuyó el resultado negativo de julio a la escasez de autos en las concesionarias y a la dificultad de la industria brasileña para seguir fabricando por la falta mundial de chips.

Varios fabricantes brasileños paralizaron provisionalmente su producción o concedieron vacaciones colectivas a sus empleados ante la imposibilidad de seguir produciendo por la falta de algunas piezas esenciales.

Pese a que Brasil fabricó en el primer semestre 1.148.500 vehículos, con un crecimiento del 57.5 % frente al mismo periodo de 2020 (729,300 unidades), las fábricas comenzaron a reducir su producción en junio.

La producción brasileña de vehículos se limitó a 166.947 unidades en junio, con una caída del 13.4 % frente a mayo (192,800) y su menor nivel en 12 meses, según los datos divulgados el mes pasado por la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos (Anfavea).

"Nos habíamos recuperado después de la pandemia y veníamos con un ritmo de producción de casi 200,000 vehículos por mes, pero en junio solo fueron fabricadas 166,900 unidades debido al impacto de la falta de semiconductores", admitió el presidente de la Anfavea, Luiz Carlos Moraes.

El dirigente afirmó que la previsión es que ese problema se mantenga hasta mediados del próximo año, lo que obligó a la Anfavea a revisar sus proyecciones de producción para este año.

La fabricación de vehículos de Brasil cayó desde 2.95 millones de unidades en 2019 hasta 2.01 millones en 2020 por la pandemia y la patronal calculaba que, con la recuperación de este año, la fabricación aumentaría un 25 %, hasta 2.52 millones en 2021.

Pero la nueva proyección es que la producción brasileña de vehículos solo crezca un 22 % este año, hasta 2.46 millones de vehículos.

El problema se ha reflejado menos en los vehículos pesados, lo que impidió que las ventas se desplomaran totalmente en julio.

Según la Fenabrave, las ventas de vehículos en Brasil en julio, incluyendo automóviles, comerciales ligeros, camiones y autobuses, se ubicaron en 175,454 unidades, con una reducción del 3.83 % en la comparación con el mismo mes del año pasado (182,442) y un aumento del 0.57 % frente a las de junio (174,454).

En el acumulado de los 7 primeros meses del año, la venta de automóviles subió un 27.09 %, desde 983,136 vehículos en 2020 hasta 1,249.463 en 2021.