Wall Street cierra en rojo y el Dow Jones cede un 0,27 % pendiente de la Fed

Wall Street cerró este martes en rojo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, cedió un 0.27 % mientras la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) celebra su reunión de política monetaria en un contexto de presiones inflacionarias.

Al cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones bajó 94.42 puntos, hasta 34,299.33; mientras el selectivo S&P 500 recortó un 0.20 % o 8.56 puntos, hasta 4,246.59.

El índice compuesto Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, descendió un 0.71 % o 101.29 puntos, hasta 14.072,86.

El parqué neoyorquino se deslizó tras el doble récord de ayer, ya que los inversores prefirieron apostar por la cautela ante la reunión de la Fed, que concluirá mañana con las habituales declaraciones de su presidente, Jerome Powell.

Aunque no se espera que el banco central estadounidense haga cambios en los tipos de interés, cualquier comentario de Powell sobre la evolución de la economía, la inflación y el inicio de la retirada de estímulos moverá el mercado.

Entre los datos recibidos hoy, el índice de precios al productor subió un 6.6 % interanual en mayo, la mayor alza registrada en 11 años, mientras las ventas en el sector minorista se redujeron un 1.3 %.

Por sectores, la mayor pérdida fue para las empresas inmobiliarias (-1.03 %), tecnológicas (-0.64 %) y de comunicaciones (-0.49 %).

Destacó una fuerte subida en el sector energético (2.06 %) precisamente cuando el precio del petróleo intermedio de Texas rebasó hoy los 72 dólares el barril, algo no visto en dos años y medio.

Entre los treinta valores del Dow Jones, los descensos estuvieron encabezados por JPMorgan (-1.52 %), Salesforce (-1.49 %), Walt Disney (-1.30 %) y Home Depot (-0.93 %).

Del lado positivo, subieron Chevron (2.16 %), American Express (1.50 %) y Travelers (0.89 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subió a 72.12 dólares el barril, y al cierre de Wall Street el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años descendía al 1.494 %; el oro se deslizaba a 1,860.30 dólares la onza y el dólar perdía terreno frente al euro, con un cambio de 1.2128.