Convertirse en el eje de la política de seguridad pública, no puede ser el papel del Ejército: GPPRD

El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, a través de su vocero el diputado Carlos Reyes Gámiz, en el marco de la conmemoración del Día del Ejército, este martes 19 de febrero, hizo un llamado para que el Ejecutivo federal establezca parámetros democráticos en las acciones de los cuerpos castrenses.

00064030-original.jpeg

El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, a través de su vocero el diputado Carlos Reyes Gámiz, hizo un llamado para que el Ejecutivo federal establezca parámetros democráticos en las acciones de los cuerpos castrenses.

El diputado por Iztacalco señaló que el papel del Ejército mexicano ha cambiado radicalmente en los últimos años por decisiones políticas, lo que lo ha colocado en una posición muy poco clara respecto a cuál es su función en el marco de nuestra vida democrática.

“Convertirse en el eje de la política de seguridad pública y terminar patrullando las calles no puede ser el plan de acción del Ejército en una nación que se precie de ser democrática. Tampoco es admisible convertir a la figura de los cuerpos armados en un actor político”, enfatizó  Reyes Gámiz.

El diputado dijo que el GPPRD manifesta su convicción por contribuir a la plena democratización de esta institución. “Hablar de democratización en el Ejército no solamente se refiere a poner en claro cuál es su función en un país en el que el orden público y, por ende, la gobernabilidad, dimanan de la legalidad, legitimidad y efectividad de quienes ejercen el poder público, y no de sus posibles demostraciones de fuerza. Al hablar de esto también nos referimos a la importancia que tiene llevar los valores de la democracia al interior mismo de la institución castrense”, precisó.

El legislador perredista aseguró que en el Ejército debe haber transparencia y rendición de cuentas, así como mecanismos de respeto absoluto a los derechos humanos, tanto al interior de la institución como en sus acciones hacia el exterior. Aseveró que “no debe haber opacidad en las acciones y la toma de decisiones del Ejército, ni tiene que ser un instrumento político, ni simbólica ni efectivamente”.

Aseveró que a cien años del decreto de Venustiano Carranza, con el que se creó el Ejército Constitucionalista --luego de la usurpación de Victoriano Huerta al sublevarse contra Francisco I. Madero--, antecedente directo del actual Ejército Mexicano, ésta “todavía es una de las instituciones a las que la sociedad mexicana tiene en más alto aprecio, con importantes niveles de credibilidad y reconocimiento. En honor a ello estamos obligados a defender su dignidad institucional y reconstruir la figura del ejército de paz, que es parte fundamental de nuestra identidad”.

Frente al pleno, Reyes Gámiz hizo un reconocimiento de los principios que sustentan a las instituciones militares: "El Ejército mexicano ha sido siempre paradigma de lealtad e institucionalidad, marcó una diferencia en nuestra historia en comparación con otras naciones en las que los gobiernos militares parecían un devenir inevitable. Fue el juramento de lealtad al Estado y las firmes convicciones de nuestros generales lo que marcó esa diferencia.

“Es tiempo de que el Ejército, a cien años de su institucionalización, tome la bandera de la democracia, y se fortalezca en la lealtad a sus principios; es en honor a su vocación de paz y la solidez de sus raíces, que nuestro Ejército merece que trabajemos por su engrandecimiento democrático. Tomemos este día de conmemoración para hacer un reconocimiento al valor y la importancia que tiene esta institución, y también para hablar de los retos que enfrenta en el marco de la evolución de nuestra democracia”, concluyó el vocero del PRD.