Acusan alto cargo chino de aceptar sobornos por valor de 1.6 millones dólares

Liu Tienan, exvicepresidente del organismo de la planificación económica de China, habría aceptado sobornos por valor de 10 millones de yuanes (1.6 millones de dólares, 1.2 millones de euros), según informó hoy la prensa china citando fuentes de la Comisión de Disciplina del Partido Comunista.

00083619-original.jpeg

Foto del 24 de mayo de 2011 de Liu Tienan, vicepresidente de la comisión encargada de la planificación económica de China.

Liu fue cesado de su cargo el pasado mayo y oficialmente expulsado del partido a principios de agosto, después de que una investigación demostrara que "se aprovechó de su posición para buscar beneficios y tanto él como su familia aceptaron gran cantidad de sobornos".

Ahora, con su caso transferido a los órganos judiciales del país, se conoció la cuantía de los sobornos aceptados supuestamente cuando ocupó el cargo de vicepresidente de la todopoderosa Comisión de Reforma y Desarrollo Nacional (CRDN), equivalente a un superministerio de Economía y encargada de la política económica y de dar el visto bueno a grandes inversiones en China.

Además, las mismas fuentes indicaron que Liu, de 59 años, contaba con 25 cuentas bancarias con depósitos por valor de 19 millones de dólares australianos (17 millones de dólares, 13 millones de euros) y más de 9 kilos de oro en lingotes.

También trascendió que el ex alto cargo poseía 25 diamantes con un valor de mercado aproximado de 870 millones de yuanes (142 millones de dólares, 107 millones de euros), supuestamente obtenidos de forma ilegal, aunque no se precisa su procedencia exacta.

Sin embargo, hace dos semanas el órgano anticorrupción acusó a Liu de "buscar beneficios para las empresas de sus familiares mediante la violación de las leyes y de aceptar dinero en efectivo y regalos", aunque no precisó la cantidad de dinero de los sobornos, ni la duración de las supuestas malas prácticas.

El comunicado también añadió que Liu "era moralmente degenerado", algo que podría relacionarse con el hecho de que tenía dos amantes, según las filtraciones hechas públicas hoy en los medios chinos.

La investigación abierta contra Liu parece responder a las denuncias de un prominente periodista chino, Luo Changping, de la revista "Caijing", que en diciembre le había acusado de mantener lazos indebidos con un oscuro empresario.

Además, Luo aseguraba que Liu mintió sobre sus títulos académicos y estuvo involucrado en una serie de préstamos bancarios sospechosos.

Desde que asumió el cargo, el presidente de China, Xi Jinping, lanzó una campaña contra la corrupción, una de las principales lacras del régimen comunista, para castigar tanto a los funcionarios de menor categoría como a los cargos más altos. (EFE)