Aumentar la productividad y consolidar la clase media, retos de América Latina

América Latina tiene como retos acometer reformas estructurales para impulsar la productividad en un entorno más difícil, dado el fin de la "ventana de oportunidad" tras el fuerte impulso económico de los últimos años, y consolidar la nueva clase media, dijo hoy el director del Centro de Desarrollo de la OCDE, Mario Pezzini.

Etiquetas: 

00087626-original.jpeg

El director del Centro de Desarrollo de la OCDE, Mario Pezzini.

"Por la situación macroeconómica, lo que se observa claro es que hay como el fin de esa ventana de oportunidad que se había abierto a América Latina para hacer política estructural para mejorar la productividad, tan necesaria y que va a seguir siéndolo", dijo en la capital panameña Pezzini a Efe.

La nueva realidad, en la que América Latina "no puede esperar tener los mismos ritmos de crecimiento" de los últimos años, hará "más difícil" encarar "una serie de problemas estructurales que no se enfrentaron", sostuvo el directivo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Entre 2004 y 2007, la economía latinoamericana creció a una media del 5.3 por ciento, un promedio que bajará a 3.4 por ciento entre 2011 y 2013, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Las reformas estructurales en la región pasan por una "nueva política industrial" concebida con base en las características particulares de cada economía, sus ventajas y desventajas comparativas, y "aprendiendo de los errores del pasado, sabiendo dónde se debe intervenir y dónde no".

"Cuando uno habla de productividad debe pensar en cadena global de valor, es decir, cómo puede aumentar la productividad en un mundo que ha cambiado, donde hay cadenas de producción que no son solamente nacionales, cómo conectarse, y qué política estructural debe hacer en su propio país", precisó.

Paralelamente está la "gran cuestión social, que tienen presentes muchos Gobiernos, y que se ha dado a llamar la 'trampa de la renta media'", dijo Pezzini.

Los ingentes ingresos económicos que ha obtenido la región, especialmente por las exportaciones de materia prima, permitieron reducir la pobreza extrema, ya que muchos de sus integrantes entraron en lo que se ha llamado la nueva clase media.

Pero esa nueva clase media "es vulnerable: si hay un problema en la familia regresa a la pobreza extrema, si hay un divorcio regresa a la pobreza extrema, si hay una empresa que se desplaza del municipio regresa a la pobreza extrema", señaló Pezzini.

"Hay un fuerte desarrollo de lo que muchos han llamado la nueva clase media, cuyo comportamiento va a determinar en gran medida el crecimiento de la economía mundial en el futuro. Se trata de ver cómo se va a comportar y si se puede consolidar" ese nuevo segmento social.

Un informe del Banco Mundial (BM) indicó en noviembre pasado que en la última década la clase media creció en América Latina en un 50 por ciento y por primera vez se igualó el porcentaje de población de clase media y de pobres en la región.

El mismo estudio precisó que en Latinoamérica la población de clase media aumentó de 103 millones en 2003 a 152 millones de personas en 2009.

El BM considera que los ciudadanos que viven con menos de 2.50 dólares al día están en pobreza extrema, y aquellos con ingreso medio de entre 10 y 50 dólares al día son de clase media.

"En verdad se ha llamado nueva clase media a la gente que ha dejado la pobreza extrema (...) gente que en un buen porcentaje de los casos trabaja en la economía informal, con lo cual regresarán a la pobreza extrema porque no tiene pensión; gente sin cobertura de salud, con lo cual si hay un problema regresan a la pobreza extrema", acotó el representante de la OCDE.

"Por supuesto no es gente igual a la pobreza extrema, hay una diferencia entre las dos situaciones, sobre todo, ellos lo viven diferente, porque ven una mejora en su condición y esperan consolidar esa mejora y piensa que el futuro va a ser mejor que el pasado", añadió.

Pezzini participó este jueves en la capital panameña en el Foro Iberoamericano de Logística y Puertos, Preparándose para un cambio en la Geografía Económica. (EFE)