Erdogan se ofrece a mediar entre Rusia y Ucrania

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se ofreció hoy para mediar entre Rusia y Ucrania al proponer su país como sede de posibles negociaciones, tras reunirse con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski.

"Subrayé (en la reunión) que estaríamos encantados de poder acoger una cumbre de líderes o un encuentro de nivel técnico", dijo en una comparecencia de prensa el líder turco sobre las tensiones entre Moscú y Kiev.

Zelenski le tomó la palabra y le agradeció su "iniciativa de ser mediador entre Ucrania y Rusa en el camino para poner fin a la guerra".

MEDIACIÓN PARA LA PAZ

"Para conseguir la paz en Ucrania estamos dispuestos a hacer todo lo posible en cualquier lugar y en cualquier formato", dijo Zelenski.

El ministro de Defensa ucraniano, Olelksii Réznikov, afirmó este jueves que Ucrania está dispuesta a negociar en Estambul, Ginebra o Viena, en "sedes independientes de una de las partes, y para ser más precisos, de Rusia".

Las negociaciones para el arreglo del conflicto en el Donbás se celebran desde 2015 en Minsk, pero las relaciones entre Ucrania y Bielorrusia se han torcido en los últimos meses debido al acercamiento a Moscú del líder bielorruso, Alexandr Lukashenko.

En las últimas semanas Kiev se ha mostrado contrario a conceder un estatus especial a las separatistas y prorrusas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, uno de los puntos principales de los Acuerdos de paz de Minsk de febrero de 2015.

Erdogan reiteró que "Turquía, como país vecino del mar Negro, está dispuesto a hacer lo que le corresponda para poner fin a la crisis entre dos países amigos".

El mandatario ucraniano agradeció el ofrecimiento de su colega turco, que, a su vez, valoró la postura de Ucrania y sus autoridades, que -dijo- "priorizan el diálogo y la prudencia".

"Actuaremos con la lógica de reducir las tensiones en lugar de atizar el fuego", insistió Erdogan, quien señaló que su visita a Kiev se produce en un "momento sensible".

El presidente turco volvió a expresar el apoyo de Ankara a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, incluida la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

FABRICACIÓN DE DRONES PESE A RUSIA

Ucrania y Turquía suscribieron hoy ocho acuerdos, entre los uno para la creación de un zona de libre comercio y otro para ampliar la producción conjunta de drones.

Esta última noticia provocó diversas reacciones en Moscú, desde irritación hasta indiferencia.

"En esta situación inyectar armas en Ucrania es ya en sí una provocación, es un elemento de incitación. En Ankara no pueden no entenderlo, pero igual lo hacen. Es lamentable", comentó el senador ruso Andréi Klímov.

Pero otro miembro de la Cámara alta del Parlamento ruso, Vladímir Dzhabárov, restó importancia al acuerdo para ampliar la producción de drones turcos en Ucrania, que -dijo- "no influirá en las relaciones entre Rusia y Turquía".

Ucrania ve en Turquía a un suministrador fiable de sistema defensivos.

"Resulta que hay una enorme fila de países de la OTAN para comprarlos. Vamos a negociar la posibilidad de que nos permitan adquirir estos sistemas saltándonos la fila en vista de la situación", dijo el ministro de Defensa ucraniano.

Réznikov resaltó también el interés de Ucrania en estrechar la cooperación con la Armada turca en aguas del mar Negro.

"Hoy prestamos especial atención a la cooperación en la industria aeronaútica y de defensa. Esta es una de las locomotoras de nuestra asociación estratégica", resaltó Zelenski ante la prensa.

LIBRE COMERCIO

El acuerdo para crear la zona de libre comercio permitirá, según expertos, incrementar en dos puntos porcentuales el producto interior bruto de Ucrania.

"Hemos hablado de los pasos que hay que dar para elevar hasta 10.000 millones de dólares nuestro intercambio comercial, que el año pasado aumentó un 70 % y se situó en 7.500 millones", dijo Erdogan.

Se mostró convencido de que la creación de la zona de libre comercio "ayudará a conseguir rápidamente ese objetivo".

Zelenski coincidió con su huésped y subrayó que se trata de una meta más que alcanzable, y resaltó que la zona de libre comercio entre ambos países permitirá "abrir nuevas posibilidades de negocio, incrementar las inversiones y crear puestos de trabajo".