La autopsia concluye que los militares emboscados en Guatemala murieron por disparos

La autopsia realizada a los cuerpos de los tres militares guatemaltecos fallecidos en una emboscada de narcotraficantes ha determinado que la causa de muerte fueron heridas producidas por "proyectil de arma de fuego".


Así lo indicó el Instituto Nacional de Ciencias Forenses en un comunicado remitido este viernes a la Agencia EFE en el que establece que desde el miércoles el personal de la institución recibió los restos mortales de los tres marines en la sede pericial de Puerto Barrios, en el departamento caribeño de Izabal.

Después de realizar la "necropsia médico legal", implementando el "Manual de Necroidentificación y el Protocolo de Minnesota para dar tratamiento especializado a los procesos de investigación legal de "ejecuciones extralegales, arbitrarias y sumarias", se hizo la conclusión.

"Fallecieron a consecuencia de heridas producidas por proyectil de arma de fuego de carga múltiple, posiblemente escopeta", dijo la entidad forense en ese breve comunicado, donde explica que todas las muestras recabadas durante la necropsia servirán para la investigación criminal de la Fiscalía.

Los tres militares fallecidos el martes, identificados como Isaías Baleu Caal, de 22 años; César Augusto Leonel Seb, de 30, y Carlos Stiven Mayén Cabrera, de 30, formaban parte de una brigada de la marina que el martes, en la aldea Semuy II, fue emboscada cuando supuestamente buscaba una aeronave que realizaba un vuelo ilegal.

El mismo presidente del país, Jimmy Morales, que declaró "estado de sitio" en varios municipios del país por este suceso, dijo que los tres fueron ejecutados, dejando a uno sin rostro y a otro sin cabellera.

Este suceso dejó además otros tres militares heridos, uno ileso y dos que continúan desaparecidos.

El Ministerio de Defensa y el Gobierno aseguran que la brigada fue emboscada por un supuesto grupo de narcotraficantes, que atacó a los militares con "perdigones de escopeta y AK47" y que luego los tuvo como rehenes en una escuela de la aldea durante varias horas.

La Fiscalía está investigando los hechos y por el momento se desconocen más detalles de estas pesquisas.