Santos exalta entrega de armas de FARC ante Premios Nobel de la Paz

Al inaugurar la Cumbre de Premios Nobel de la Paz, el presidente colombiano Juan Manuel Santos exaltó hoy la importancia de la concentración de más de seis mil 300 miembros de las rebeldes FARC dispuestos a entregar las armas para saltar a la arena política.

“Lo logramos: lo que parecía imposible, lo hicimos posible”, dijo Santos, Premio Nobel de Paz 2016, al destacar la trascendencia del proceso de concentración de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización.

Así lo expresó en esta capital durante la Instalación de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, con la presencia de algunos laureados con esa distinción y representantes de organizaciones galardonadas con el mismo reconocimiento.

“Más de seis mil hombres y mujeres de las FARC, que por medio siglo estuvieron alzados en armas contra el Estado, se están concentrando en este mismo momento, en diversas zonas del país, para preparar su reincorporación a la vida civil y entregar sus armas a la ONU”, destacó.

Al dar la bienvenida a sus colegas galardonados con el Nobel de la Paz, el mandatario recalcó la importancia de la conclusión del conflicto colombiano, puesto que era el único vigente en el hemisferio occidental.

“Llegan ustedes a una Colombia diferente a la que existía hace apenas tres meses, cuando todavía estaba vigente en nuestro país el conflicto armado más largo y más antiguo del continente: un conflicto de 52 años entre hijos de una misma nación, que nos costó más de ocho millones de víctimas y más de 220 mil muertos”, expresó.

En esa medida, atribuyó a la voluntad de las partes y al apoyo de la comunidad internacional que el proceso de paz con las FARC haya llegado a feliz término.

“Ese conflicto, gracias a la voluntad de las partes involucradas, gracias a la paciencia y el apoyo del pueblo colombiano, y gracias al respaldo unánime de la comunidad internacional, ya terminó”, celebró.

Santos expuso algunos detalles de lo pactado en el contexto del proceso de paz llevado a cabo en La Habana, Cuba, y estimó que ubicar a las víctimas en el centro de la solución del conflicto será el legado de lo negociado con las FARC.

“Las víctimas han estado en el centro, en el centro de la discusión y en el centro de la solución de este conflicto. Y las víctimas, las víctimas del conflicto fueron, de hecho, la inspiración y los mayores impulsores del proceso de paz”, subrayó.

Destacó el pacto entre las partes en materia de justicia. Y añadió: “Nuestro reto era lograr un sistema de justicia transicional que garantizara el máximo de justicia sin sacrificar la paz, respetando nuestra Constitución, respetando los tratados internacionales, como el Estatuto de Roma. Y creo que lo hemos logrado”.

“Ahora Colombia se enfrenta a un nuevo mañana (…), a un futuro más promisorio sin el lastre del conflicto armado. Pero sabemos también que la firma del acuerdo es solo el principio”, advirtió.

Puso de relieve algunos retos en esta nueva etapa, como garantizar la presencia del Estado en zonas afectadas por el conflicto, el desminado del territorio, la puesta en marcha del sistema de Justicia Especial para la Paz y la adecuada reincorporación de los miembros de las FARC a la sociedad.

“La implementación del Acuerdo (…) será tanto o más difícil que la propia negociación”, aseveró.

El jefe de Estado agradeció a sus colegas laureados con el Premio Nobel de la Paz por su asistencia al evento y valoró su experiencia para la efectiva implementación del Acuerdo de Paz.

“Sus luces, su experiencia, apreciados colegas laureados, serán bienvenidas en esta desafiante etapa del posconflicto que apenas, apenas estamos comenzando. Por eso es tan importante tenerlos aquí con nosotros, y por eso queremos (…) aprender de ustedes”, finalizó.

 

Fuente: Notimex