Violencia contra mujer en México no frena y sufre indiferencia institucional

La violencia contra la mujer continúa al alza en México con más de 840 feminicidios en lo que va del año, una problemática que indigna a millones de personas y atizada por el discurso ambiguo del propio presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

1592e5e2ef9fb129fa21605e376c9f3421e94371miniw.jpg

Fotografía de la escultura conocida como Antimonumenta, erigida para pedir justicia y rechazar la violencia de género y los feminicidios en México, hoy, en la Ciudad de México. EFE/ Mario Guzmán

"Me dicen que siga con mi vida, pero ¿cómo? si el asesino de mi hija no tiene rostro?", dice a Efe Karen Reyes, madre de Renata Martinely Luna Reyes, quien con 13 años fue asesinada en su propia casa el 29 de noviembre de 2020 en el central Estado de México.

Karen sospecha que el autor del asesinato fue su exnovio, quien meses atrás había intentado grabar con el móvil a la pequeña mientras se bañaba y que aprovechó que un día Renata estaba sola en casa para entrar, abusar de ella y asesinarla.

Durante estos meses, ha buscado justicia pero se ha topado con la indiferencia de las autoridades. "Yo sé que nada me va a regresar a mi hija pero con justicia puedo evitar que otra familia sufra lo mismo", insiste.

SITUACIÓN GRAVE

Para Teresa Ulloa, directora regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, la situación de violencia contra las mujeres en México es "muy grave, el número de mujeres y niñas que asesinan todos los días va en aumento".

Por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora este 25 de noviembre, la experta afirma que pese a que existen algunos avances legales en México para enfrentar la violencia de género, esta problemática continúa desafiando al Estado.

"Lamentablemente, en las estadísticas" no se visibilizan estos avances, afirma.

México es uno de los países más violentos contra la mujer con el homicidio de más de diez mujeres al día, de acuerdo con ONU Mujeres y organizaciones civiles.

Además, los feminicidios siguen al alza en el país tras notificarse 842 casos entre enero y octubre del presente año, un alza del 4.9 % frente al mismo periodo de 2020.

10 AÑOS EN VILO

El 21 de noviembre de 2010, Maribel Enciso fue atacada por un hombre desconocido que la lesionó en el cuello con una navaja para arrebatarle a su hija María José Monroy Enciso, de apenas once meses.

Han pasado 10 años de la búsqueda diaria que Maribel y su familia han hecho para encontrar a su hija, y a pesar de que el culpable está preso en el penal de Texcoco, se ha negado a declarar qué pasó con la pequeña.

"Como familia hemos sufrido violencia institucional por parte de las autoridades", lamenta, pues desde el principio se han negado a apoyarla.

Pese a que la búsqueda de María José ha dejado enfermedades y crisis económica en la familia, Maribel sabe que su hija está viva y, asegura, no parará hasta encontrarla.

SE RECRUDECE LA VIOLENCIA

Para Isabel Erreguerena, codirectora de la asociación Equis, Justicia para las mujeres, la situación de la mujer en México ha empeorado drásticamente por varias razones.

Entre ellas está la austeridad gubernamental, la eliminación de fideicomisos para entregar recursos de manera directa, la negación de la violencia contra las mujeres, la criminalización del movimiento feminista por parte del Gobierno y la militarización del país.

Y, a todo ello, en el último año y medio se sumó la pandemia por coronavirus. "Siempre ha habido violencia de género en México, pero en covid se intensificó", señala.

Recuerda que tan solo en abril de 2020, hubo un récord de llamadas por violencia de género al teléfono de emergencias 911, con 143 por hora. Además, señala que en 2021 cada día se han contabilizado en promedio 6 víctimas de la violencia machista, 9 víctimas de violación y 16 víctimas de abuso sexual.

"Y eso es solo la punta del iceberg porque en México solo uno de cada 10 delitos se denuncian", apunta.

El PROBLEMA SIGUE AUMENTANDO

De acuerdo con un reciente informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), pese haber pasado el periodo de mayor confinamiento por la pandemia, la violencia hacia las mujeres en el entorno familiar registra un aumento sostenido durante el 2021.

Y es la casa, el espacio socialmente asignado a las mujeres como lugar seguro para desarrollar la mayor parte de sus actividades, en donde 20 % de las mujeres de 18 años o más afirma sentirse insegura.

Además, en 2020, el 23.2 % de los homicidios de mujeres ocurrió dentro de la vivienda, según los datos estadísticos más recientes.

El problema ha crecido en los últimos años, atizado por la impunidad existente en la mayoría de delitos en México y la inacción de las autoridades.

"Las familias atraviesan inacción, indolencia por parte del Estado; lo que hacen es ser ellas las investigadoras, las que están todo el tiempo (...) se enfrentan a costos económicos emocionales y también a un peligro porque son amenazadas muchas veces", dijo recientemente a Efe la presidenta de Amnistía Internacional México, Marcela Villalobos.

Decenas de miles de mujeres han participado en los últimos años en multitud de protestas a lo largo y ancho del país, alguna de ellas terminando con fuertes altercados, mientras que el gobierno de López Obrador ha sido muy criticado, especialmente porque el mandatario ha desdeñado las marchas y vinculado el feminismo con el movimiento conservador.

La actitud presidencial, "más que afectar, lo que hace es generar un motivo más de movilización, de preocupación y de frustración ante un Gobierno que abiertamente se dice feminista en el discurso, pero en las acciones pues todavía falta mucho", concluye Villalobos.