La UE trabaja para "recuperar la confianza en Brasil" en materia ambiental

La Unión Europea (UE) trabaja para "recuperar la confianza" en Brasil en materia medioambiental y dar así mayores certezas al acuerdo comercial que el bloque ha alcanzado con el Mercosur, dijeron este miércoles fuentes diplomáticas.

Etiquetas: 

El esfuerzo en ese sentido está concentrado en la elaboración de una declaración conjunta en la que se vuelque el compromiso con el cuidado del medioambiente, explicaron los embajadores en Brasil de la UE, Ignacio Ybáñez, y de Portugal, Luis Faro Ramos, en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros.

"Tiene que ser una declaración que deje a todo el mundo cómodo", pero que establezca "garantías y metas en el área ambiental", para que sea superada la "desconfianza" de algunos países europeos en esa materia y, sobre todo, en relación a Brasil, dijo Faro Ramos, cuyo país ejerce en este semestre la presidencia de la UE.

El malestar, que pasa sobre todo por la devastación de la región amazónica, se ha agravado en los últimos dos años, desde la llegada al poder en Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro, cuya gestión medioambiental ha sido objeto de duras críticas al tiempo que todos los índices de deforestación y quemas en la Amazonía se disparaban.

Por esa razón, algunos países europeos, entre los que se incluye Francia, han advertido de que, en esas condiciones, no ratificarán el acuerdo comercial alcanzado por la UE y el Mercosur, que se negoció durante más de 20 años y ahora parece otra vez amenazado.

Ybáñez consideró que, en ese trabajo de recuperación de la confianza, el Gobierno de Bolsonaro ha comenzado a dar algunos pasos positivos, pero también aclaró que, en materia medioambiental, será necesario que presenté resultados.

"Tendremos que ver las estadísticas, porque con las estadísticas de ahora no es posible llevarle el acuerdo (con el Mercosur) al Parlamento Europeo" y a algunos de los Estados que han protestado por la deforestación amazónica, reconoció.

El embajador de la UE y exsecretario de Estado de Asuntos Exteriores de España subrayó que 2019 y 2020 fueron años "pésimos" en esa materia, pero también dijo haber constatado la preocupación del Gobierno brasileño por esa situación.

"Del lado brasileño existe una determinación política de llegar a esa declaración conjunta" y en ambas partes hay una "voluntad de urgencia para conseguir resultados lo más rápido posible", indicó.

También garantizó que la declaración conjunta que se discute "no incluirá sanciones" en caso de incumplimientos, pero sí se pretende que contenga "compromisos claros y cuantificables".

En ese marco, Ybáñez también subrayó que la UE o algunos de sus Estados miembros podrían colaborar con Brasil en la preservación de sus ecosistemas de diversas formas, sean científicas o económicas, como ocurría con un fondo financiado por Alemania y Noruega de ayuda a la Amazonía, que actualmente está suspendido.

"La UE siempre ha privilegiado el ámbito de la cooperación, no de la sanción", y en ese sentido es que pretende seguir trabajando con Brasil y el Mercosur, a fin de garantizar la aprobación del acuerdo comercial entre ambos bloques, declaró.