Las diez noticias más importantes del año en Japón

La vacunación contra la covid-19, el décimo aniversario del terremoto y la crisis nuclear de 2011, los Juegos Olímpicos burbuja y las elecciones generales anticipadas han sido algunos de los temas que centraron la actualidad en Japón en 2021.

727d1703602ef2436081a3bc06024d9b9f2c832cminiw.jpg

EFE/EPA/FRANCK ROBICHON/Archivo

Estas han sido las principales noticias en el país asiático del año que termina:

LA COVID-19 Y LA VACUNA

Con una tasa de contagios entre las más bajas del mundo, Japón inició el 2021 enfrascado en la contención de la pandemia, a través de estados de emergencia intermitentes que a lo largo del año más que limitar el movimiento de la población, afectaron principalmente a la restauración y al sector servicios.

La vacuna se hizo esperar hasta febrero, cuando se inoculó a los sanitarios y se dio paso a la población mayor, un tercio de sus cerca de 126 millones de habitantes. No fue hasta el verano cuando, en medio de críticas y la peor ola de contagios del país, con 25,000 casos diarios, las dos dosis alcanzaron a la mitad de la población.

El país ha disfrutado en los últimos meses de un respiro, con un descenso drástico de contagios y fallecimientos que lo llevó a reabrir sus fronteras a profesionales y estudiantes tras más de año y medio de cierre, pero la llegada de ómicron dio marcha atrás a la apertura y ha acelerado los planes para la tercera dosis.

DIEZ AÑOS DEL TERREMOTO Y LA CRISIS NUCLEAR DE FUKUSHIMA

El 11 de marzo se conmemoró el décimo aniversario de un terremoto y tsunami que dejaron más de 18,000 muertos y desaparecidos y causaron el segundo peor accidente nuclear de la historia en la planta atómica de Fukushima, todavía en proceso de desmantelamiento y que mantiene a 36,000 personas evacuadas.

Este año se llevó a cabo la última conmemoración oficial de la tragedia, con el particular minuto de silencio y la ceremonia en la que venían participando autoridades del gobierno central y de las zonas afectadas, así como los emperadores y parte de la ciudadanía.

Apenas un mes después de la efeméride, el Gobierno anunció los planes de verter al océano el agua contaminada de la central, un tema que genera descontento dentro y fuera del país y que motivó numerosas coberturas mediáticas durante el resto del año.

UNOS JUEGOS OLÍMPICOS BURBUJA

Sin duda el evento del año en Japón fueron los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. La competición deportiva internacional se celebró finalmente, superando la incertidumbre y la polémica, y bajo fuertes restricciones sanitarias que limitaron el movimiento de las delegaciones deportivas y dejaron fuera al público.

Los japoneses vivieron el evento principalmente desde sus hogares, pero acabaron celebrando los éxitos deportivos de unos atletas y paratletas que contra viento y marea viajaron a Tokio para competir en los primeros Juegos de la historia celebrados en pandemia.

RÉCORD DE OROS OLÍMPICOS PARA JAPÓN

Japón se reconcilió, en parte, con los polémicos Juegos Olímpicos cuando en su medallero colgaron 27 oros de un total de 58 preseas, por detrás de Estados Unidos y China.

Los atletas nipones, beneficiados tal vez por jugar en casa, donde las restricciones por la crisis sanitaria fueron menos estrictas, dieron lo mejor de sí mismos y alcanzaron el tercer puesto en el podio de países, con la actuación brillante en deportes como el judo o el karate, pero también en nuevos como el skate.

LA PARTICIPACIÓN DE RIKAKO IKEE EN LOS JJ.OO.

Alejada de las piscinas durante meses por una leucemia, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio a 2021 brindó a la nadadora Rikako Ikee la oportunidad de clasificarse para la cita.

Desde que la joven de 21 años revelara su diagnóstico en 2019, aparentemente dando al traste con sus esperanzas olímpicas, la evolución de su tratamiento anticancerígeno y su camino hacia la clasificación para dos pruebas olímpicas (el relevo 4x100 estilo y el relevo 4x100 libre) coparon los espacios de los medios locales.

Ikee no logró subirse al podio en Tokio, pero su sola presencia en la cita deportiva fue una victoria convertida en un símbolo de superación para todo el país.

ELECCIONES GENERALES ANTICIPADAS

La lenta distribución de la vacuna, la oposición ciudadana a los JJ.OO. y la peor ola de contagios del archipiélago durante el verano de 2021, coincidiendo con los últimos coletazos de la competición deportiva, pasaron factura al ex primer ministro Yoshihide Suga, que acabó renunciando al cargo a principios de septiembre.

La dimisión del mandatario desencadenó una lucha de poder en el seno del gobernante Partido Liberal Democrático, una formación conservadora al mando del país desde hace más de seis décadas.

Fumio Kishida se hizo con su presidencia y aprovechando un propicio desplome de contagios en el país convocó elecciones anticipadas, logrando retener el mando tras prometer un "nuevo capitalismo" y ayudas a la ciudadanía por la pandemia.

LA BODA DE LA PRINCESA MAKO

La que debería haber sido la boda del año en el país terminó convertida en un enlace discreto y de bajo perfil con el que la princesa Mako de Japón rompió sus lazos con la familia imperial tras contraer matrimonio con un compañero de universidad.

El romanticismo que rodeó a la pareja cuando anunciaron su compromiso en 2017 se tornó en controversia en Japón tras revelarse una rencilla financiera en la familia del entonces novio, Kei Komuro, que llevó a aplazar en varias ocasiones la boda y los sometió a un acoso mediático que los motivó a abandonar el país.

LA CRISIS DE LOS SEMICONDUCTORES

La crisis global de los semiconductores está teniendo un gran impacto en la industria automotriz japonesa y la manufacturera en su conjunto. Importantes empresas como Toyota o Sony se han visto obligadas a realizar sucesivos ajustes de producción en respuesta a la escasez de estos componentes, y retrasar la entrega de envíos.

En este contexto, las grandes empresas del país están estudiando cómo asegurarse un suministro estable de chips con la construcción de nuevas plantas en territorio nipón en las que incluso el gobierno se ha mostrado dispuesto a invertir y cuyas negociaciones y evolución han sido temas frecuentes en la prensa nacional.

LA LUCHA DE PODER EN TOSHIBA

Este 2021 ha sido otro año convulso para Toshiba. La que en su día fue una de las mayores tecnológicas japonesas, actualmente en una delicada situación financiera tras un escándalo contable y el hundimiento de su negocio nuclear, se vio salpicada por un nuevo frente, una lucha de poder entre la directiva y los accionistas.

Una investigación independiente impulsada en marzo por inversionistas activistas destapó irregularidades en la votación para reelegir como presidente y CEO a Nobuaki Kurumatani, que terminó dimitiendo sorpresivamente en mitad del fuego cruzado.

En junio, varios meses después, los accionistas destituirían al presidente del consejo de administración y a otro alto ejecutivo, detonando una reestructuración a la que el grupo sigue haciendo frente y en el marco de la cual se plantea ahora dividirse en tres entidades cotizadas en bolsa para "maximizar su valor".

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA EN LA ECONOMÍA

La economía japonesa sigue resintiéndose por el prolongado impacto de la pandemia de covid-19. La recuperación lenta pero progresiva que manifiesta el país desde principios de año en comparación con un 2020 aciago se vio empañada por la peor ola de contagios de covid en el territorio en agosto y su consiguiente impacto en el consumo.

La evolución de la economía nipona ha sido volátil este año, con una contracción del 0.7 % en el primer trimestre del año (tras el crecimiento en la segunda mitad de 2020), un avance del 0.5 % en el segundo y una nueva caída del 0.9 % entre julio y septiembre, al son de los altibajos de los contagios, el cierre fronterizo que ha paralizado el turismo y la crisis de las cadenas de suministro.

Las empresas japonesas apenas han despedido a trabajadores durante la pandemia, lo que ha derivado en un nulo margen para contratar a gran escala y dinamizar el mercado laboral con el consiguiente empujón salarial que reactive el maltrecho consumo y contribuya a la esquiva salida del país de su ciclo deflacionario endémico.