La desigualdad, resultado del rezago en lo social: José Narro

Las asimetrías de nuestro mundo no tienen parangón. Las diferencias son tan grandes que es poco probable su existencia, con esa magnitud, en otras etapas de la historia de la humanidad. La desigualdad que vivimos resulta del rezago de lo social en la acción de los gobiernos y de la concentración de la riqueza en muy pocos individuos, estableció el rector de la UNAM, José Narro Robles.

00136073-original.jpeg

Prospectiva del Mundo México 2015, el encuentro de pensadores para crear la Carta de las Obligaciones del ser Humano, fue convocado por la UNAM y la WFS Capítulo Mexicano, en colaboración con la Fundación José Saramago y Consejo Coordinador Empresarial.

En un texto leído por el secretario de Servicios a la Comunidad de la Universidad, Enrique Balp Díaz, el rector añadió que ese desequilibrio también es producto del culto a los mercados, del desbordamiento por lo material, del deterioro de los valores laicos, entre otros aspectos.

Al inaugurar Prospectiva del Mundo México 2015, el encuentro de pensadores para crear la Carta de las Obligaciones del ser Humano, convocado por la Universidad Nacional y la World Future Society (WFS) Capítulo Mexicano, en colaboración con la Fundación José Saramago y el Consejo Coordinador Empresarial, añadió que se requiere cambiar enfoques y perspectivas, romper clichés para imaginar un mundo distinto, para atrevernos a plantear una nueva utopía.

Para imaginar un modelo donde el hambre, la ignorancia y las muertes prevenibles no tengan cabida, donde no exista marginación por motivos raciales, religiosos, de género o económicos, donde el planeta y sus recursos se utilicen de manera racional y se respeten, donde nadie quede excluido de los beneficios que generan los grandes adelantos científicos y tecnológicos de nuestra era, precisó.

Así, sigue vigente la necesidad de formular un documento de las obligaciones del ser humano, y el coloquio es un espacio abierto a la pluralidad, al debate informado y la creatividad. “Científicos, intelectuales, académicos, artistas, periodistas y jóvenes estudiantes habrán de discutir y analizar los próximos dos días temas fundamentales para la elaboración de la Carta”.

Se abordarán algunos de los grandes problemas de la humanidad, que pueden ser críticos en los años que vienen si no hacemos un alto en el camino para reflexionar y tomar medidas globales en beneficio de todos. Se trata de temas prioritarios para el avance del ser humano y su inserción en las sociedades, como educación, cultura, salud, alimentación y la vigencia del Estado de derecho, pero también asuntos que tienen que ver con los efectos de los modelos de desarrollo cuya consecuencia es la gran desigualdad económica y social, precisó.

Julio Millán, presidente de la WFS Capítulo Mexicano, señaló que las discusiones de la reunión serán de enorme interés; “los criterios en muchos casos no serán coincidentes o iguales, pero sí irán en igual dirección, pues todos tenemos la misma intención y voluntad de propiciar un salto cuántico en la vida de la humanidad”.

El país vive un momento histórico y puede dar un paso definitivo al desarrollo y bienestar al conformar un proyecto de largo plazo con visión y vocación, que permita construir desde hoy la grandeza de los próximos 50 y 100 años. Prospectiva del Mundo “será un punto de referencia y se convertirá en una luz de esperanza, concordia y paz mundial”, consideró.

La capacidad humana

En la conferencia magistral, Pilar del Río, autora y viuda de Saramago, dijo que él creía firmemente en la capacidad de los seres humanos, a quienes atribuía la condición de superpotencias porque, decía, “nosotros, todos nosotros sabemos más de lo que creemos y podemos más de lo que imaginamos, aunque la tarea del bien común nunca se haya presentado fácil”.

Antes de que le concedieran el Premio Nobel en Literatura (1998), en una conferencia en Sevilla, España, expresó preocupaciones propias de quien ve el interior de las apariencias; miró con esa forma de ver de quien sabe que el brillo de la Luna no puede hacernos olvidar que ella tiene un lado oculto, tal vez más motivador, menos gastado y quizá hasta más interesante.

“Al tener presente el riesgo de generalizaciones abusivas, parece irresistible que me interrogue sobre si los imperios económicos y financieros de nuestros días, multinacionales y pluricontinentales no estarán, también ellos, fieles a la exclusiva e implacable lógica de sus intereses económicos, trabajando fría y deliberadamente para la eliminación progresiva de una posibilidad democrática”, añadió.

En el encuentro se desarrollarán, entre otras actividades, las mesas redondas de Financiamiento para el desarrollo; Salud integral, epidemias y nuevos medicamentos; y La ética frente a los animales, un imperativo del siglo XXI.

Asimismo, los macropaneles Redes sociales: convivencia y derecho a la privacidad; Nutrición y Producción de alimentos; y Los próximos 100 años, así como el diálogo con panelistas en torno a la Prospectiva de la Educación y la Cultura, y sesiones de Pechakucha. La Carta de las Obligaciones del ser Humano será presentada posteriormente ante la Organización de las Naciones Unidas.