Clean-Box, creación de politécnicos que facilita limpiar la casa

Politécnicos diseñaron una barredora semiautomática que remueve y captura en una microfibra cabello, polvo, pelusa y pelo de animales, con lo que se facilita la limpieza de la casa y, por ende, se evitan múltiples afectaciones a la salud.

Etiquetas: 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las personas dedican 55.4 por ciento de su tiempo para hacer tareas en el hogar como barrer y trapear, lo que provoca afectaciones a la salud como dolores de cadera, espalda y cintura.

Esa situación motivó a estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyt) 3 “Estanislao Ramírez Ruiz” a desarrollar el prototipo llamado Clean-Box, que mantiene las superficies limpias gracias al mecanismo de la biela manivela que permite realizar movimientos circulares con los que se barre.

El dispositivo creado por Mariana Galarza García, Samantha Arreguín Correa, Víctor Celdonio López y Carlos Velázquez Macario funciona con un microcontrolador y un sensor ultrasónico capaz de girar noventa grados y esquivar objetos que interfieren en su campo de operación.

Cuando eso pasa el aparato se detiene y gira sus sensores a ambos lados para iniciar otra ruta con más alcance y así reanudar su trabajo.

Clean-Box es fácil de manipular, únicamente se enciende y comienza a barrer. Una vez que termina de limpiar el usuario quita, lava y vuelve a poner la microfibra para usarla en otra ocasión.

Los alumnos politécnicos explicaron en un comunicado que la barredora tiene la forma de una caja de treinta por treinta centímetros con una tapa de acrílico.

Además cuenta con tres llantas, de las cuales dos giran gracias a los motores, mientras que la tercera realiza movimientos más lentos.

Opera con dos baterías de cinco voltios, una para el circuito de control que se encarga de las llantas y el sensor y otra para el circuito de fuerza, encargado de hacer funcionar la biela manivela. En uso constante puede trabajar hasta por treinta minutos.

En el mercado hay muchas barredoras pero cuando llegan a la pared chocan, rebotan y siguen haciendo su trabajo, lo que desgasta el material y sistema del equipo. En cambio la creación politécnica cuenta con sensores que lo evita.

Actualmente sus creadores realizan mejoras a ese mecanismo, como reducir su tamaño para que sea más práctico y tenga acceso a lugares más pequeños. También pretenden controlar los movimientos mediante tecnologías como bluetooth.

Fuente: Notimex