La reforma energética debe consolidar a Pemex y fortalecer a CFE: Pedro Joaquín Coldwell

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell afirmó hoy que es necesaria una reforma energética que consolide a Petróleos Mexicanos (Pemex) conforme a las mejores prácticas internacionales y fortalezca a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con una mayor flexibilidad operativa y organizacional, orientada a hacer más competitivos sus costos.

Al comparecer ante las comisiones dictaminadoras de Puntos Constitucionales, de Energía y Estudios Legislativos Primera del Senado de la República, el titular de la Sener insistió en la necesidad de fortalecer el régimen de transparencia y rendición de cuentas, creando la normatividad necesaria que regule la asignación de contratos, el seguimiento de costos y el ejercicio de fondos públicos de Pemex y CFE.

En materia eléctrica Joaquín Coldwell detalló que la reforma debe proveer un marco jurídico que permita la participación pública y privada en condiciones de libre competencia en los segmentos de generación y comercialización, y así aprovechar las ventajas de las capacidades de los particulares en la ampliación y modernización de las redes de transmisión y distribución.

Señaló que se debe consolidar a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) como entes reguladores, ratificándolos como órganos desconcentrados con autonomía técnica y de gestión, y dotarlos de autonomía presupuestal, nuevas potestades y recursos humanos altamente calificados.

Asimismo expuso que es importante otorgarle facultades a la Sener para coordinar eficazmente al sector energético y planear las políticas públicas que propicien el incremento de los ingresos públicos y la seguridad energética de la nación.

La Sener considera que las iniciativas de reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, del PAN y del PRD que deberán dictaminar las comisiones unidas, a pesar de sus diferentes enfoques y particularidades, aportan suficientes elementos para construir una reforma energética de gran calado, dijo.

Joaquín Coldwell destacó la importancia de que la reforma que apruebe el Congreso incluya un nuevo régimen contractual que regule las asociaciones del gobierno con Pemex y/o con particulares, que aporten el capital, la tecnología, y asuman los riesgos de la exploración y extracción del petróleo.

Así como establecer un nuevo régimen fiscal para Pemex, de acuerdo a las mejores prácticas internacionales y reimpulsar la industria petroquímica, abriéndola a la competencia y la inversión  privada, así como también en la refinación, transporte y almacenamiento de petróleo, gas natural y sus derivados, indicó.

También debe establecer un organismo público descentralizado imparcial sectorizado en la Secretaria de Energía, encargado del control operativo del Sistema Eléctrico Nacional. Y crear los mecanismos que permitan la ejecución eficaz de la política en materia de energías renovables.

La reforma eléctrica debe tener un alcance social y garantizar que en todos los proyectos de infraestructura de este sector, se salvaguarden principios de sostenibilidad ambiental y social, y se observen los derechos humanos.

Finalmente, expresó su confianza en que los legisladores serán receptivos y ponderarán los intereses de la nación por encima de cualquier otro, al momento de votar la reforma energética.

En la comparecencia también participaron los titulares de Pemex, Emilio Lozoya Austin; y de CFE, Francisco Rojas Gutiérrez.