La organización prima la salud pero flexibiliza las normas

La organización del Abierto de EE.UU. ya ha comunicado a los jugadores/as las normas y el protocolo de actuación para este Grand Slam, que se disputará del 31 de agosto al 13 de septiembre, en el que el asunto de la salud es vital, aunque los participantes se encontrarán con medidas no tan duras como se especuló al principio.